10 CURIOSIDADES SOBRE EL BARRIO OBRERO

Diez curiosidades que no sabías sobre el barrio Reina Victoria de Huelva, también conocido como Barrio Obrero.

1 – El 3 de junio del año 2002, el Barrio Reina Victoria de Huelva (o Barrio Obrero) fue declarado Bien de Interés Cultural.

2 – Este barrio tan popular debe su nombre a la Reina Victoria Eugenia de Battenberg, esposa de Alfonso XIII. El Rey en persona lo visitó en 1926, coincidiendo con la llegada a Huelva de los aviadores del Plus Ultra.

3 – El arco de entrada al barrio estaba rematado por la Corona Real. La corona fue removida después de la proclamación de la II República en 1931.

4 – El barrio obrero tiene un total de 274 viviendas, repartidas en 58 edificios de 5 tipos diferentes, más la casa del guarda, hoy convertida en cafetería.

5 – Sigue el esquema de la Ciudad-jardín, nada habitual en España, y, aunque lo conozcamos como barrio inglés, su arquitectura más bien nos recuerda a construcciones típicas alemanas, austríacas y holandesas.

6 –  En un primer proyecto, los arquitectos municipales Pérez Carasa y Aguado proyectaron 71 bloques de una planta, en forma de T con 3 viviendas cada uno. 

7 – R. M. Morgan, ingeniero responsable de la construcción, reformó el proyecto anterior incluyendo 20 tipos diferentes de fachadas, mezcla de estilos y basadas en figuras geométricas.

8 – Símbolos que aparecen en los cuatro bloques centrales del Barrio Obrero.

9 –  Hace más de 100 años, en 1919, se concluye la construcción de la primera fase de 71 bloques. Poco después se proyectaron 3 bloques de 2 plantas con 4 viviendas cada uno y 2 edificios tipo dúplex, con 2 viviendas cada uno. 

10 – Este era el reglamento de uso de las viviendas en 1922. 

LA CIUDAD INSTANTÁNEA DE IBIZA
75 AÑOS DEL EDIFICIO DEL AYUNTAMIENTO DE HUELVA

Mario Gómez Mogeda

Arquitecto técnico

Leer, carnaval, los cómics, los juegos de mesa, fútbol, NBA… Su listado de aficiones es más alto que él.

No le gusta la playa porque sólo entiende la arena y el agua acompañada de cemento.

La fama no le sube a la cabeza, porque no llega. Ve el mundo a escala 1:10.

Y, además, es aparejador.

Antonio Rivas Pérez

Arquitecto técnico

Su llegada al estudio siempre marca la hora de tomar un café.

Aporta experiencia y sosiego al equipo. 

El verano es su mejor época. Le gusta mucho cocinar y en las obras es en donde está en su salsa. 

Es aparejador y, además, arquitecto técnico.

Paula González González

Arquitecta

Le encanta dar paseos con su perra, siempre acompañada de sus animadas playlist de pop.

Su amor por las novelas de romance histórico es igualado solo por su conocimiento de los últimos acontecimientos de la sociedad. 

No le gusta nada llegar tarde a los sitios, por lo que si no llega a tiempo, ¡Houston, tenemos un problema!

Antonio Olaya

Antonio Olaya Camacho

Socio arquitecto

Nació en el blanco Moguer. En Sevilla y en Venezia aprendió mucho de lo que sabe.

En la naturaleza se siente bien. Disfruta del aroma de un libro, del sonido de un lápiz tocando el papel…

Es padre por duplicado y le gusta leer cuentos. La prisa no va con él porque él va más lento.

Es una A de AHAUS.

Henar Herrero Soriano

Socia arquitecta

Cómoda encuadrando detrás de una cámara, fotografiando edificios. Sensible con la sostenibilidad.

Siempre deja un dedo de café en la taza y garabatea croquis en servilletas de bar.

Le gustan las series y las escaleras bonitas. Adora hacer listas.

Es la H de AHAUS.

Ana Gómez Mogeda

Socia arquitecta

Siempre a caballo entre el Andévalo y la costa.

Adicta a la ortografía y a las tablas de Excel. No se resiste a una buena normativa.

En su mochila hay más objetos que en el almacén de Amazon, pero siempre se olvida las gafas de sol.

Y, además, es arquitecta.

Es una A de AHAUS.