,

CASA FUCO

QUIÉN Y QUÉ NECESITAN

Casa Fuco es una vivienda unifamiliar aislada para una pareja con dos hijos preadolescentes. Necesitaban una casa sencilla y funcional donde poder convivir los cuatro, pero en la que cada uno tuviera su espacio e independencia. Por ello se plantea un diseño en el que los espacios de día se encuentran en planta baja, así como la habitación principal con vestidor y baño incorporado. En planta alta se ubican los dos dormitorios de los niños, con la escalera como elemento central y con una terraza propia cada uno. 

Esto permite a la familia mantener la independencia y que la vivienda funcione únicamente en la planta baja cuando los hijos se vayan a estudiar o se independicen. Aprovechando la cimentación, que busca anclar la vivienda al cabezo y consolidar la estabilidad de éste, se coloca un espacio multifuncional en este nivel, que se apoya en un patio inglés para garantizar la luz y ventilación natural, así como para poder acceder desde el exterior.

DÓNDE

La parcela se ubica en una de las últimas zonas de expansión de la localidad. Situada en el suroeste y con cierta desconexión con la ciudad, esta área de crecimiento se desarrolla mediante una tipología de viviendas unifamiliares aisladas y pareadas, una rara avis en Moguer.

El solar se encuentra sobre un cabezo natural que posee una altura de unos 5 metros sobre una de las avenidas principales de entrada a la ciudad. Debido a su altura posee unas hermosas vistas hacia el campo al sur y hacia el núcleo urbano al norte.    

CÓMO

La idea principal que da forma al proyecto es bastante sencilla: dos Z, una en planta baja y otra simétrica en planta alta. De este modo, en planta baja se crean espacios al aire libre cubiertos: uno hacia el norte, que protege el recorrido hasta la entrada a la vivienda; el otro, al sur, funciona como nexo de unión entre la zona interior y la zona exterior de piscina, generando una terraza cubierta que seguramente funcionará como el salón-comedor exterior de la vivienda durante gran parte del año. Al igual que en planta baja, en planta primera al efectuar la simetría en esa Z, se generan dos terrazas, una al norte y otra al sur. Esta vez se tratan de terrazas descubiertas que actúan como extensiones de los dormitorios individuales.

Accedemos a la parcela desde el norte y un camino pavimentado, que sirve también de estacionamiento de vehículos, nos conduce a la entrada de la casa. El acceso está centrado en la planta, lo cual nos permite separar la zona de día y de noche: a la izquierda el dormitorio principal tipo suite con baño y vestidor, a la derecha la cocina, el comedor y el salón. Estas piezas se conciben como un único espacio que mira al sur y se abre a la zona exterior de piscina y barbacoa.

 

En el eje central encontramos la escalera que conecta las tres plantas y que se rodea de dos espacios a doble altura coronados con sendos lucernarios cenitales: uno sobre el comedor y otro sobre la cocina. Se genera así una continuidad espacial y visual de los espacios de día, mientras los recorridos de circulación se plantean como algo liviano que cruza los espacios a doble altura a modo de galerías.

Al subir la escalera llegamos al punto central de la planta alta, en el distribuidor se ubica el baño que dará servicio a los dormitorios individuales y un espacio de almacenamiento común. Los dormitorios se sitúan a ambos lados, uno al norte con vistas cercanas al jardín delantero y zona de acceso a la parcela, y vistas lejanas al núcleo urbano. El dormitorio al sur tiene vistas en primer plano a la zona de la piscina y lejanas hacia el campo de Moguer. Ambos dormitorios están dimensionados de forma generosa para que no solo funcionen como zonas para dormir o estudiar, además cada uno posee una terraza exterior privada, que amplifica enormemente la versatilidad de ambos espacios.   

Se plantea una planta semisótano con un pequeño salón multiusos que coincide en planta con el núcleo central de la construcción. Además, se proyecta un patio inglés que dota de luz y ventilación a este espacio en sótano, y que también sirve como alternativa para acceder a esta planta de manera independiente desde el exterior favoreciendo su funcionamiento de forma autónoma.

MATERIALES

Este proyecto continúa nuestra filosofía a la hora de construir. Se trata de resolver el proyecto con materiales naturales y de fácil adquisición, que abaraten y agilicen la construcción y apuesten por la sostenibilidad, tanto del medio ambiente en general como de la economía local.

En el exterior se utiliza el mortero de cal, la piedra caliza y carpinterías de PVC en color blanco.  Y en el interior se utilizan materiales naturales como la madera y la caliza, además del vidrio

Un recurso formal sencillo, como es la superposición de dos Z simétricas, generan una sucesión de espacios cubiertos y descubiertos que enriquecen el programa formal de la casa y mejoran notablemente su funcionamiento.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.