Sección longitudinal

CASA RB

LOS CLIENTES

Casa RB es una vivienda en un pueblo del Andévalo onubense. Es el resultado de recorrer un camino que se inició con una premisa clara: volver a casa.

Cansados del ritmo acelerado que acompaña a la vida en la ciudad, nuestros clientes necesitaban encontrar el equilibrio y ese lugar donde el tiempo se detiene para poder disfrutar de la vida.

Está enclavada en una trama urbana que destaca por grandes manzanas de viviendas entre medianeras. Sin embargo, Casa RB es una vivienda exenta, gracias a la recuperación de una bolsa de suelo no consolidado que había quedado olvidada dentro del núcleo urbano. El Plan General vio aquí una oportunidad de aligerar una trama urbana muy densa.

Vista terraza con viga en voladizo
Entrada principal

LA CASA

Tener una vivienda unifamiliar exenta, dentro de un núcleo urbano, ofrece la oportunidad de combinar la cercanía con los servicios básicos del municipio y el disfrute de espacios privados al aire libre. Por ello, la casa y sus espacios libres se sitúan en el mismo plano de importancia.

La vivienda se ubica dentro de la parcela de tal modo que permite la existencia de una gran franja de espacio libre al fondo, donde se encuentran la terraza y la piscina.

Las zonas de día se vuelcan hacia los espacios libres, convirtiendo la cocina y el salón en un mismo espacio articulado alrededor del patio y la piscina.

El estudio se sitúa en planta alta, abriéndose hacia la zona de recreo. Se busca el ambiente inspirador para una zona de trabajo a través de sus ventanas panorámicas. Sin embargo, los dormitorios se sitúan al otro extremo, evitando los ruidos de la zona de la piscina.

Planta
Alzado lateral

ESPACIOS LIBRES

La relación de la casa con los espacios libres es su seña de identidad. El agua y el césped penetran en la casa a la misma vez que ésta le sale a su encuentro. Hay un espacio de transición, bajo una gran viga que sobrevuela el jardín, como huella de la vivienda que se ha fundido en patio.

En esa huella de la vivienda que pudo haber sido se sitúa la terraza. como elemento de conexión de todo el proyecto La terraza puede ser para estar o jugar; relajación o actividad. Allí encontramos aquello que necesitamos y buscamos sin cesar a diario: el equilibrio.

El jardín rodea la casa, cosiendo interior y exterior de forma que sean un solo ente. El disfrute y el ocio no se reducen únicamente a la zona trasera, todo el entorno de la casa invita a pasear y meditar.

MORFOLOGÍA

No debemos olvidar que Casa RB se encuentra en un enclave de viviendas tradicionales de cubiertas inclinadas a dos aguas acabadas en teja cerámicas, típicas de la zona. Desde el diseño se ha pretendido dotar de contemporaneidad a la vivienda sin olvidar sus orígenes.

El perfil de planos inclinados de la cubierta recuerda a las viviendas tradicionales. Sin embargo, el desplazamiento de los paños en cumbrera, para introducir luz en planta alta, nos alerta de que no se trata de una vivienda más de la trama urbana.

Los alzados blancos, impolutos, salpicados de carpinterías oscuras nos trasladan a las casas encaladas de nuestros abuelos. La disposición de huecos busca obtener la mejor iluminación en cada momento, generando unos alzados potentes y fácilmente reconocibles.

La planta alta, abuhardillada, genera unos espacios cálidos y acogedores.

MATERIALES

Los materiales forman parte de la tradición. Sirven para enmarcar el juego de espacios, resaltando el diseño atemporal de la casa. Se colocan de forma que contrastan cálidamente con los grandes paramentos de color blanco, el color predominante del sur. Los suelos de madera dejan paso al verde del césped en una transición natural, casi se diría que siempre ha sido así. Y como elemento focalizador y pegamento de todo el proyecto, el agua.

La presencia de la lámina de agua responde a una necesidad ancestral. La visión del agua y sobre todo el sonido de la misma al caer por la cascada artificial da sentido al patio y estimula los sentidos. 

La piscina se encuentra en constante diálogo con el salón, la cocina y el estudio, actuando como imán para la mirada.

Previous
Next

Existe una clara reinterpretación de la casa patio; se ha buscado la interacción constante de los espacios de día en torno al vacío que ha quedado acotado por los límites de la parcela. Los ingredientes son garantía de éxito: tradición y modernidad enmarcados por la materiales atemporales.

Una casa que ha llegado para marcar la vida de una familia.

  • Arquitecto técnico: Mario Gómez Mogeda
  • Finalización de obra: 2017
  • Superficie construida: 195 m2
  • Constructora: Construcciones Modobe 2000 SLU
  • Materiales: Azulejos del vado, Julypool
  • Situación: El Cerro de Andévalo (Huelva)
LA CIUDAD INSTANTÁNEA DE IBIZA
75 AÑOS DEL EDIFICIO DEL AYUNTAMIENTO DE HUELVA

Mario Gómez Mogeda

Arquitecto técnico

Leer, carnaval, los cómics, los juegos de mesa, fútbol, NBA… Su listado de aficiones es más alto que él.

No le gusta la playa porque sólo entiende la arena y el agua acompañada de cemento.

La fama no le sube a la cabeza, porque no llega. Ve el mundo a escala 1:10.

Y, además, es aparejador.

Antonio Rivas Pérez

Arquitecto técnico

Su llegada al estudio siempre marca la hora de tomar un café.

Aporta experiencia y sosiego al equipo. 

El verano es su mejor época. Le gusta mucho cocinar y en las obras es en donde está en su salsa. 

Es aparejador y, además, arquitecto técnico.

Paula González González

Arquitecta

Le encanta dar paseos con su perra, siempre acompañada de sus animadas playlist de pop.

Su amor por las novelas de romance histórico es igualado solo por su conocimiento de los últimos acontecimientos de la sociedad. 

No le gusta nada llegar tarde a los sitios, por lo que si no llega a tiempo, ¡Houston, tenemos un problema!

Antonio Olaya

Antonio Olaya Camacho

Socio arquitecto

Nació en el blanco Moguer. En Sevilla y en Venezia aprendió mucho de lo que sabe.

En la naturaleza se siente bien. Disfruta del aroma de un libro, del sonido de un lápiz tocando el papel…

Es padre por duplicado y le gusta leer cuentos. La prisa no va con él porque él va más lento.

Es una A de AHAUS.

Henar Herrero Soriano

Socia arquitecta

Cómoda encuadrando detrás de una cámara, fotografiando edificios. Sensible con la sostenibilidad.

Siempre deja un dedo de café en la taza y garabatea croquis en servilletas de bar.

Le gustan las series y las escaleras bonitas. Adora hacer listas.

Es la H de AHAUS.

Ana Gómez Mogeda

Socia arquitecta

Siempre a caballo entre el Andévalo y la costa.

Adicta a la ortografía y a las tablas de Excel. No se resiste a una buena normativa.

En su mochila hay más objetos que en el almacén de Amazon, pero siempre se olvida las gafas de sol.

Y, además, es arquitecta.

Es una A de AHAUS.