, , ,

30 VIVIENDAS PROTEGIDAS EN ARACENA

Propuesta presentada por AHAUS arquitectos al concurso público licitado por el Ayuntamiento de Aracena para la rehabilitación del antiguo cuartel de la Guardia Civil y su reconversión en 30 alojamientos protegidos para alquiler.

EL ANTIGUO CUARTEL

El Antiguo Cuartel de la Guardia Civil de Aracena data de la Segunda República y fue construido en la ladera del castillo. Resuelve la implantación de los volúmenes mediante terrazas que se conectan por escaleras. El acceso principal se sitúa en la Avenida de Huelva, en una posición predominante respecto al vial, dada la diferencia de cota, que se resuelve con un gran basamento de piedra. Además del acceso principal cuenta con un acceso a la terraza central desde la calle San José.

El edificio tiene forma de U. Sobre el zócalo de piedra se alza el edificio principal: un volumen blanco de una planta de altura, en el que destaca la portada central de piedra con una escalinata de acceso y que lleva al visitante al recibidor del edificio, con la típica solería empedrada de Aracena. Las alas laterales y el volumen que avanza hacia el patio se encuentran a una cota superior, a ellos se accede mediante escaleras interiores del edificio.

El patio del Cuartel se encuentra flanqueado por dos volúmenes de apartamentos, uno al este y otro al oeste, de dos plantas cada uno que no conectan interiormente con el edificio principal. El edificio este cuenta además con un semisótano que queda enterrado en el patio interior pero tiene ventanas hacia el exterior, debido a las condiciones de la parcela.

La estructura de las edificaciones se resuelve con muros de carga de ladrillo y cubiertas a dos aguas acabadas con teja árabe. Los forjados intermedios se componen de viguetas metálicas y entrevigado cerámico. Las carpinterías de madera pintada en colores oscuros se presentan en ritmos verticales en todos los alzados.

NUESTRA PROPUESTA

El programa de necesidades desglosa los 30 alojamientos necesarios de la siguiente forma: 5 alojamientos de un dormitorio, 2 alojamientos de un dormitorio accesibles, 21 alojamientos de dos dormitorios y 2 alojamientos de tres dormitorios.

Partiendo de la base de la conservación de la volumetría existente, se hace evidente que los metros construidos no son suficientes para albergar el programa exigido. Se propone la ejecución de un nuevo volumen de dos plantas que cierre el patio central hacia el sur.

Este nuevo volumen viene a completar una composición volcada hacia los espacios exteriores, reivindicándolos como parte del proyecto.

Se conserva el recibidor empedrado del edificio principal y su conexión con el patio. Este eje, tanto formal como visual, encuentra continuación en el nuevo edificio que se propone en el patio. Allí encuentra su reflejo en la escalinata que salva el desnivel y en el gran espacio central abierto que divide el edificio en dos partes. Se favorecen las vistas hacia el Castillo que corona el cerro.

Se establecen tres niveles para la implantación de los alojamientos:

  1. Cota actual de las alas laterales del edificio principal. (+1.00m)
  2. Cota actual de la entreplanta en los edificios de dos plantas. (+2.50m)
  3. Cota actual de la primera planta de los edificios de dos plantas. (+5.50m).

Se han minimizado los recorridos interiores de los volúmenes, colocando las entradas de los apartamentos siempre desde espacio exterior. Esta idea sencilla hace mejorar notablemente la funcionalidad de este tipo de edificios, así como garantizar la accesibilidad universal a la mayoría de espacios.

Para ello se ha generado un elemento integrador, que recoge los tres lados del patio (este, sur y oeste), dejando que destaque el edificio principal por su diferencia volumétrica. Este elemento integrador se materializa en forma de celosía que cierra las galerías de acceso a los apartamentos en los bloques de dos plantas. Su diseño se inspira en motivos de estilo mudéjar presentes en el Castillo de Aracena, claro dominador de la ladera donde se emplaza este conjunto de apartamentos.

EDIFICIO PRINCIPAL (1 PLANTA)

Aquí se sitúan los 2 alojamientos de 3 dormitorios y 4 alojamientos de 2 dormitorios. Repartidos de forma simétrica respecto al eje y a la cota +1.00m, se accede a ellos desde el patio. Se conserva la fachada a la Avenida Huelva y se modifican los huecos al patio para dar respuesta al nuevo programa. El volumen que se adelanta hacia el patio acoge zonas comunes, que se vuelcan hacia el exterior.

EDIFICIOS LATERALES  (2 PLANTAS)

Se conserva la volumetría de ambos, respetando las fachadas a la Avenida Huelva y modificando las interiores. En las plantas situadas a cota +2.50m se colocan 2 apartamentos de 2 dormitorios y uno de 1 dormitorio (en cada una), la misma configuración se repite en la planta superior (cota +5.50m).

EDIFICIO DE NUEVA CONSTRUCCIÓN (2 PLANTAS)

Se genera un nuevo volumen lineal al sur del patio que se adaptará a los niveles anteriormente nombrados (+2.50m planta baja y +5.50m planta primera) y que cierra el conjunto, respetando las volumetrías preexistentes.

En la planta baja se sitúan zonas comunes, los 2 alojamientos de 1 dormitorio accesibles y 2 alojamientos de 2 dormitorios. En la planta primera se colocan los alojamientos restantes: 7 alojamientos de 2 dormitorios y 1 alojamiento de 1 dormitorio. Se dividen en dos paquetes situados a los lados del espacio central que surge como reflejo del eje existente en el edificio principal.

Las zonas comunes, junto a las viviendas accesibles se plantean como espacios de reunión, donde se puedan impartir charlas y clases o realizar actividades grupales, siendo posible su compartimentación. Estas salas se conciben como espacios en constante relación con el exterior a través de grandes paños acristalados hacia el castillo. En la zona común más al oeste además, este muro de cristal se curva como respuesta a la calle San José que sube bordeando la parcela.

LOS ACCESOS

Como ya hemos indicado, el acceso desde la Avenida de Huelva se conserva por su valor patrimonial y su importancia en la composición del Antiguo Cuartel. Sin embargo, se hace necesario la creación de un itinerario accesible.

Para ello no existe mejor opción que recurrir al acceso ya existente desde la calle San José. Éste se encuentra a cota de vial exterior y comunica con la terraza inmediatamente superior al patio, actualmente a cota +3.20m.  Se propone el rebaje de la terraza hasta la cota +2.50m (70 centímetros menos), incluyendo una rampa en el interior de la parcela.

De esta forma se consigue que las plantas bajas de los tres volúmenes de dos plantas se encuentren a la cota del itinerario accesible. Incluyen rampas accesibles para bajar al patio central, tan solo 1.50m por debajo de la cota de planta baja. También se incluye una escalera en el eje de la composición.

El acceso a la planta alta es común tanto para el nuevo edificio como para las alas laterales existentes, mediante dos escaleras que sirve de nexo de unión entre lo nuevo y lo viejo. Esta decisión de eliminar las escaleras interiores de las alas laterales dado su mal estado de conservación nos posibilita que quepan tres alojamientos por planta y minimizar los metros construidos de espacios de circulación.

Estos espacios de circulación se formalizan mediante un sistema de galerías rematadas por celosías permeables que unifican toda la nueva intervención y crean un telón de fondo sobre el que admirar y revalorizar aún más el conjunto arquitectónico que formaba el antiguo cuartel de la Guardia Civil.

EL DISEÑO

La propuesta se ha diseñado pensando en la completa integración con el conjunto existente, a la vez que muestra su contemporaneidad y hace un guiño a la historia de la ciudad de Aracena.

Se ha estudiado la arquitectura de la zona para la mejor comprensión de las necesidades, la cultura y el respeto al valor patrimonial de Aracena.

Es por ello que el diseño de las celosías que cierran las galerías hacia el patio recupera un patrón mudéjar presente en la torre de la Iglesia Prioral Ntra. Sra. del Mayor Dolor, uno de los edificios más emblemáticos de Aracena y que se sitúa en lo más alto de la ladera dominando todo el entorno.

Se diseña un panel tipo de 2.00 x 3.00m que incluye un hueco central al igual que en el diseño original.

LA MAQUETA

, ,

CASA VIVAS

Cuando tenemos que intervenir en un edificio existente, lo primero que hacemos es analizarlo constructiva y espacialmente para poder imaginarnos las posibilidades que puede ofrecernos en el futuro. No optamos por la vía rápida del derribo ni por la conservadora de restaurar por restaurar. Tenemos que estar totalmente seguros antes de tomar una decisión. Como si de un médico se tratara, nos dedicamos a buscar un diagnóstico del edificio para ver si basta con una aspirina, si hay que usar el bisturí o si la enfermedad realmente no tiene solución.

LA VIVIENDA EXISTENTE

Casa Vivas es una vivienda de los años 40 de estilo señorial. Se trata de una vivienda familiar que ha acogido a tres generaciones de la familia Vivas y ha ido creciendo con ella. Cuenta con un edificio principal de dos plantas con una fachada de ritmos verticales y recercados con cerrajería típica de la época. El acceso se sitúa en el eje central de la misma. Un pretil remata su fachada ocultado la cubierta inclinada a dos aguas de teja.

Su composición interior, de muros de carga paralelos a fachada y altos techos con forjado de revoltones, es continuación natural del exterior. Las estancias que se generan en el interior están muy compartimentadas, conforme a la forma de entender la vivienda en el siglo pasado.

En su llegada al patio el edificio original se desvirtúa con la aparición de un anexo longitudinal en la medianera norte. Una serie de edificaciones en línea albergan una ampliación posterior donde se ubicaban la cocina, una salita y un trastero. Al fondo de la parcela se alza la edificación más reciente del conjunto: un anexo de dos plantas para almacenaje que queda desvinculado del resto de edificaciones.

¿POR QUÉ UNA REHABILITACIÓN?

Casa Vivas nos muestra las bondades de las construcciones de comienzos del siglo XX y nos desvela sus puntos débiles. La sucesión de vanos de altos techos abovedados pierde su potencia a causa de la extrema compartimentación de la planta.

La composición de fachada, sobria y monocroma a pesar de las molduras que rematan sus extremos, nos habla de una preocupación por la imagen y la posición social.

La vivienda era el mayor exponente del estatus de una persona y en este caso la vivienda resultante goza de gran potencial. El gran vínculo emocional de la familia Vivas con la casa ha favorecido su conservación a lo largo de los años y le han permitido llegar a 2020 manteniendo sus características principales.

Frente a la posibilidad de haber construido una nueva vivienda, estas características avalan la decisión de rehabilitar la vivienda existente, adaptándola a las necesidades de lo propiedad, potenciando sus puntos fuertes y actuando sobre los débiles.

LAS CLAVES DE LA INTERVENCIÓN

La intervención se centra en la planta baja del edificio principal de Casa Vivas y en sus anexos en el patio, espacio suficiente para albergar el programa completo de una vivienda. La planta superior y el edificio del fondo de la parcela quedan al margen.

Cuando llegamos a Casa Vivas, el edificio principal se encontraba muy afectado por humedades de capilaridad, fruto de los sistemas constructivos de la época. Durante el proceso de diseño y proyecto, se fueron atajando estas patologías interviniendo sobre el arranque de los muros de carga hasta que han quedado solucionadas.

LA MATERIALIZACIÓN DE LA CASA

Casa Vivas está compuesta por anchos muros de carga encalados y pintados en blanco, con carpinterías de madera con contraventanas y techos de revoltones pintados en blanco.

La intervención no pretende eliminar el alma de la casa. Es por ello que se mantiene el color blanco como vector principal y se introduce el gris como elemento de contraste y para realzar las líneas.

Se sustituyen las carpinterías de fachada por otras con mejores prestaciones térmicas y acústicas, pero siempre manteniendo el estilo formal y la gama grisácea. Tanto las cerrajerías como el zócalo se pintarán en color gris.

Se ha buscado diferenciar la casa original de lo nuevo construido, con diferentes materiales pero todos ellos tradicionales. Así, el volumen de nueva planta del patio se ejecutará con ladrillo cara vista en tono gris. El muro de fachada, ciego en la cocina, se vuelve permeable en el patio de servicio, creando un juego de vistas entre ambos exteriores.

El acceso a la planta superior se realiza por una escalera que queda semioculta tras el muro perforado del patio. Es una escalera de servicio, liviana, que sube con una chapa plegada que parece que casi no tocara el suelo.

En el centro del patio se coloca una pequeña piscina integrada en la suave pendiente hacia el edificio del fondo. La pavimentación del patio se realiza con el mismo ladrillo cara vista gris, con diferente aparejo, incorporando césped en la zona que rodea a la piscina.

El gran voladizo en L de hormigón, que protege ambas fachadas, se horada coincidiendo con la ventana del salón para permitir la entrada del principal material en la arquitectura, la luz. El vuelo se pliega sobre sí mismo hasta apoyar en el suelo, generando en su camino un banco empotrado del mismo material.

Como remate del nuevo volumen, donde termina el voladizo de hormigón y empieza el muro de ladrillo perforado, se ha deconstruido la esquina, en un homenaje a Mies Van der Rohe.

“El momento decisivo en un proyecto de rehabilitación nunca está en el dibujo. El éxito está en consensuar unas claves de actuación que respeten el edificio original a la vez que lo actualicen a las nuevas necesidades. Eso, y un extremo cuidado en la materialización, seña común de todos nuestros proyectos.”

, , ,

ESPACIO SANFA FE

ESPACIO SANTA FE es la propuesta presentada por AHAUS arquitectos junto al arquitecto José Álvarez Checa al concurso público licitado por el Ayuntamiento de Huelva. El objetivo era rehabilitar el antiguo mercado de Santa Fe (Huelva), declarado B.I.C., y su entorno inmediato. Esta propuesta obtuvo el segundo premio.

Se trataba de consolidar los elementos estructurales para asegurar la estabilidad del edificio y frenar su deterioro y, por otro lado, rehabilitar el interior dotándolo de un nuevo uso multicultural, poniendo en valor las características arquitectónicas del edificio.

Espacio Santa Fe – Render interior

LA IMPORTANCIA DEL EDIFICIO

El antiguo mercado de Santa Fe es un ejemplo de arquitectura industrial de vidrio y hierro. Es un edificio único, de planta cuadrada concéntrica y cubierta resuelta mediante estructura metálica de tipo Polonceau, a lo que hay que sumar sus destacadas fachadas de fábrica de ladrillo con lenguaje historicista.

Cualquier intervención que se realizara en él debía permitir la percepción del patio central como espacio unitario, y el entendimiento de su configuración originaria como mercado cubierto característico del siglo XIX.

A la hora de diseñar el edificio, el arquitecto Manuel Pérez quiso crear un espacio cubierto diáfano solo interrumpido por las columnas de fundición, de una esbeltez que las hacía casi invisibles. La originalidad del proyecto está en utilizar el sistema Polonceau, inicialmente pensado para cubiertas a dos aguas, a un edificio más complejo, a cuatro aguas y distintas alturas. Diseñó el edificio con la máxima luz que le permitía esta técnica: 25 m.

Ésta decisión convierte al Mercado de Santa Fe en un ejemplar único. No existe ningún otro mercado de planta cuadrada concéntrica y cubierto que utilice únicamente cerchas Polonceau.

Espacio Santa Fe – Entorno

EL ENTORNO

Las fuertes diferencias de cotas del enclave donde se encuentra el mercado, hace que la percepción que tenemos del edificio varíe cuando nos desplazamos alrededor del mismo. Desde la iglesia de San Pedro se tiene una visión casi aérea de la cubierta, convirtiéndose ésta en una quinta fachada que así debe ser tratada.

La fachada principal del edificio se encuentra en el Paseo Santa Fe, espacio peatonal y de esparcimiento tradicional en la ciudad y que une visualmente al edificio con el entorno de la Iglesia de San Pedro. Otras dos fachadas dan a calles peatonales (dando la trasera a la plaza Dos de Mayo) y la restante a un viario rodado.

La contundente formalidad como prisma cuadrado y simétrico, nos induce a ser limpios, desde el punto de vista formal, en nuestra propuesta de cómo deben ser los espacios que rodean al B.I.C.

Para la protección, tanto del mercado como del entorno de la Iglesia, proponemos la peatonalización de la calle Daoiz. Para ello, se estudia la desviación del tráfico rodado hacia rondas más alejadas del casco histórico.

Planteamos la continuidad de los materiales existentes en el Paseo Santa Fe, como son el ladrillo Klinker en tonos rojizos y marrones y las bandas de granito de su pavimento alrededor del mercado, conformando un plano continuo que, marcando unos ritmos a partir de la composición geométrica que tienen las fachadas del edificio, se despliegan por las calles laterales conectando el Paseo con todo el entorno del Mercado para que los espacios tengan una lectura de conjunto único.

Se limpia visualmente la Plaza Dos de Mayo, aumentando el número de palmeras washingtonias y respetando el ficus y el gran ciprés del encuentro con la calle Aragón. Al mismo tiempo que, dado el porte alcanzado por la arboleda del entorno, se conservan las tipuanas y cipreses junto al muro de San Pedro y las calles Daoiz y Velarde.

Espacio Santa Fe – Render Exterior. Vista de la Plaza Dos de Mayo

LA REHABILITACIÓN Y PROGRAMA PROPUESTO

Podríamos descomponer conceptualmente el edificio en dos elementos: un muro-fachada (que nos habla de la contundencia y fortaleza del prisma construido) y la cubierta de cerchas metálicas (que resuelve con ligereza la gran luz del espacio central cubierto). Estos dos elementos son los que hay rehabilitar, de forma respetuosa, y ponerlos en valor ya que son los que conforman el espacio central.

Proponemos demoler las construcciones existentes en el interior (y que no forman parte del diseño original del mercado) para hacer diáfano el espacio en toda la planta baja, con acceso por las cuatro caras del edificio y sólo interrumpido por las finas columnas de fundición del sistema Polonceau.

Alrededor de este espacio central y a una cota elevada, se establecen cuatro grandes piezas cerradas que den albergue a las futuras actividades culturales (aulas de cualquier tipo, administración, biblioteca, ludoteca, etc.). Estas piezas funcionan como contenedores susceptibles de subdividirse o conectarse según las necesidades futuras. Estos elementos se elevan sobre pilares metálicos HEB y vigas BOYD con el fin de no invadir la planta baja y permitir la puesta en juego de la misma.

El semisótano abovedado existente se dedica a un pequeño salón de actos en su zona izquierda y cafetería en la zona derecha, con acceso directo la plaza Dos de Mayo.

Se establecen dos núcleos de ascensores y aseos en la entrada por la plaza Dos de Mayo, de tal forma que se conectan las tres plantas y se establecen otros dos núcleos de escaleras en la entrada por Paseo de Santa Fe.

LA FACHADA

La gran potencia visual que tienen las fachadas del edificio nos lleva a devolverlas a su estado primitivo. En las esquinas se quiebra el ritmo de composición de huecos con la aparición de huecos alargados y circulares, transfiriendo esa fuerza de la que hablábamos al prisma constructivo. Por eso, la intervención en esta zona de las fachadas es devolver a su estado original las esquinas del mismo, restaurando el orden arquitectónico de las mismas.

Planteamos la apertura de huecos limpios en la trama central compositiva de la fachada, para la iluminación de la planta baja sin perder la  composición de huecos exteriores. Esto es fundamental para la puesta en uso de los espacios interiores con las condiciones de habitabilidad que demanda el s.XXI.

Y por otro lado, se hace necesario el cierre de aquellos huecos abiertos en los últimos días de vida activa del edificio, y que han supuesto un fuerte deterioro en el mismo.

La última actuación en las fachadas son las aperturas de los cuatro accesos al edificio, uno por cada calle circundante. Estos accesos se realizan mediante escaleras y rampas de granito para garantizar la accesibilidad para personas con movilidad reducida desde cualquiera de las calles adyacentes.

LA CUBIERTA

Se mantiene la estructura existente después de limpiarla, sanearla y reparar o sustituir algunos elementos por su mal estado de conservación.

Los paños del recubrimiento actual de fibrocemento y chapa metálica deberán ser sustituidos por una nueva cubierta que no aumente el peso de ésta y que aísle térmicamente.

La nueva cubierta se resuelve con paneles sándwich con acabado exterior de chapa de zinc a junta alzada en los dos primeros niveles y con vidrio Optisol fotovoltaico en el lucernario central. Las correas de madera de la cubierta inferior, en mal estado por humedad y el ataque de agentes xilófagos, se desmontan y eliminan, y se apoyan los paneles sándwich directamente sobre las correas metálicas existentes.

El cambio de material de cobertura del edificio es la oportunidad para resolver algunos problemas detectados en el edificio, tales como la recogida y evacuación de las aguas pluviales que causan un gran deterioro en la cabecera alta del muro.

 

REHABILITACIÓN ENERGÉTICA

Las condiciones de confort térmico interior en Huelva se consiguen aprovechando la inercia térmica de los cerramientos, ventilación nocturna (sobre todo en los meses de verano) y con la correcta protección solar de los huecos. Así, aprovechando la radiación solar incidente, conseguimos estar en la zona de confort térmico el 94% del año.

Se trata de un edificio con un volumen compacto con 4 fachadas cuadradas y simétricas lo que garantiza una correcta ventilación natural cruzada de todos los espacios.

La fachada a la calle Velarde queda protegida del sol en verano por la vegetación existente y la sombra proyectada del edificio de viviendas opuesto. La fachada oeste da a la plaza Dos de Mayo. Se plantea aquí un aumento de la vegetación existente con la plantación de más arbolado para que éste actúe como defensa solar gracias al enfriamiento evaporativo que supone la vegetación.

La envolvente térmica del edificio antes de la rehabilitación energética está formado por un muro de fábrica de ladrillo de 2 pies y medio de 60 cm de espesor y con una transmitancia de 1,13 W/m2K. Se colocará un trasdosado al interior compuesto de aislamiento térmico de panel semirrígido de lana mineral de 12 cm de espesor y doble placa de yeso laminado. La transmitancia térmica del cerramiento rehabilitado pasa a ser 0,24 W/m2K.

Se garantizará en todo momento la continuidad del aislamiento con los premarcos con rotura de puente térmico de las nuevas carpinterías exteriores.

El patio central del edificio se corona con el lucernario superior practicable que permite la disipación del calor por el lucernario, cuya apertura será motorizada y con lo que se consigue una perfecta ventilación nocturna.

El sótano, al estar en contacto con el terreno, mantiene una temperatura constante a lo largo del año, siendo muy favorable con respecto a la temperatura exterior. Es lo que se conoce como “efecto cueva”. Se asegura una correcta calidad del aire interior, allí se ubican espacios de permanencia, como son el salón de actos y la cafetería para un mayor ahorro energético al ser mucho menor su demanda tanto de calefacción como de refrigeración.

 

,

CASA TRASMUROS

Trasmuros-Vivienda-Unifamiliar-Rehabilitacion-Antonio-Olaya-Henar-Herrero-Ana-Gomez-Ahaus-Arquitectos-Moguer-Huelva-Travertino-Laton-Madera
,

REFORMA CASA OLVE

Olve - Casa - Reforma - Rehabilitacion - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos -San Juan del Puerto - Huelva - Madera - Porcelanosa - Escalera

Acostumbramos a catalogar los edificios en obra nueva o reforma, pero a veces una reforma es más que una obra nueva. Es el caso del proyecto que os contamos a continuación: OLVE.

Olve - Casa - Reforma - Rehabilitacion - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos -San Juan del Puerto - Huelva - Madera - Porcelanosa - Escalera

En Casa Olve era necesaria una intervención profunda que, respetando el volumen existente, permitiera implantar un programa de vivienda para una familia integrada por cuatro personas. El edificio es entre medianeras y consta de 2 plantas, la inferior diáfana y la superior en bruto, que se comunican mediante una escalera lineal adosada a la medianera.

El primer paso para la reforma de esta casa es plantear una pequeña intervención estructural que revolucione la planta actual. La clave: cambiar la ubicación de la escalera. Con un carácter abierto y una fuerte presencia, la nueva escalera se sitúa en el salón y se concibe como un elemento de mobiliario más. Arranca con una serie de peldaños macizos forrados en madera para, después, despegar en una estructura liviana de acero con peldañeado y barandilla de madera, todo envuelto por una piel formada por cilindros de madera de roble maciza con un claro guiño a la escalera de la Villa Mairea de Alvar Aalto.

Olve - Casa - Reforma - Rehabilitacion - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos -San Juan del Puerto - Huelva - Madera - Porcelanosa - Escalera

El programa de la vivienda se desarrolla en torno al nuevo núcleo de comunicación vertical, existiendo una diferenciación clara entre los espacios de planta baja y planta alta, los espacios públicos y privados. En planta baja se encuentran el estudio, la sala de juegos, el salón-comedor y la cocina. Estos dos últimos presentan fachada al patio trasero de la vivienda y entran en relación directa con la escalera. Se conciben como un espacio diáfano, con capacidad para independizarse mediante una gran puerta corredera de madera que, cuando permanece abierta, se entiende como un elemento decorativo más y, cuando se cierra, deja ver una pared pintada, la huella de su paso.

Olve - Casa - Reforma - Rehabilitacion - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos -San Juan del Puerto - Huelva - Madera - Porcelanosa - Escalera

Casa Olve – Planta baja y primera

La planta alta de Casa Olve es de carácter totalmente privado. Acoge dos dormitorios individuales y uno de matrimonio, con baño y vestidor en su interior. Éste último se vuelca hacia el patio y los dormitorios de las hijas se abren hacia la fachada principal, que ha sido totalmente renovada. Se abren y se ordenan los huecos y se sustituyen los balcones de hormigón existentes por vuelos de estructura metálica, más livianos, y que generan una fachada más limpia y de ritmos claramente verticales.

La visión exterior que tenemos de Casa Olve es una fachada con un zócalo de piedra natural que sólo se ve interrumpido por los huecos verticales. Siendo el acceso a la vivienda un rehundido aplacado en color aqua que se ve reflejado en la parte inferior de los balcones. Sobre la cubierta, inclinada a dos aguas con teja curva, no se interviene ya que se encuentra en buen estado de conservación.

Olve - Casa - Reforma - Rehabilitacion - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos -San Juan del Puerto - Huelva - Madera - Porcelanosa - Escalera

El reto de este proyecto era la intervención sobre un edificio existente, vacío y sin apenas uso, alterando mínimamente la estructura, con el objetivo de encajar un programa amplio de vivienda y cuyo resultado final resultara atractivo e interesante. En resumen, una casa para ser vivida.

Olve - Casa - Reforma - Rehabilitacion - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos -San Juan del Puerto - Huelva - Madera - Porcelanosa - Escalera

Casa Olve – Alzados

Olve - Casa - Reforma - Rehabilitacion - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos -San Juan del Puerto - Huelva - Madera - Porcelanosa - Escalera

Casa Olve – Detalle constructivo

Olve - Casa - Reforma - Rehabilitacion - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos -San Juan del Puerto - Huelva - Madera - Porcelanosa - Escaler

Casa Olve – Situación

 

 

,

CASAS PARA DOS HERMANAS

Alzado principal

Dos viviendas, dos hermanas y un lugar: la plaza de la Iglesia de Moguer.

A priori se trata de una intervención para la reforma interior de dos casas, pero el objetivo es la puesta en valor de un inmueble enclavado en un lugar privilegiado.

El edificio sobre el que se actuó databa de los años 70 y carecía de ningún tipo de protección ni de interés histórico o arquitectónico. Aquella primera intervención se realizó tras la compra de dos viviendas independientes, que ocupaban la totalidad del solar actual, para construir un supermercado que ocuparía toda la planta baja y dos viviendas en la planta superior. Para conseguirlo se derribaron las dos viviendas y se edificó desde cero en el solar que ocupaban. Aquellas viviendas poseían ciertos elementos que deberían haber sido conservados en aquel momento. Se formalizaban mediante una arquitectura popular que era un ejemplo claro del prototipo arquitectónico clásico que abundaba en el Moguer de la época, e hizo decir a Juan Ramón Jiménez aquello de “…una blanca maravilla, la luz con el tiempo dentro.”. Protegiendo sus huecos limpios y ritmados aparecía una rejería sencilla, los balcones eran estrechos y pequeños, las entradas a las viviendas se realizaban a través de unas grandes portadas labradas y todo era de color blanco.  A pesar de encontrarse situadas en el entorno de la Iglesia de Nuestra Señora de la Granada se permitieron estas intervenciones ya que la consciencia sobre el patrimonio era diferente en aquella época.

Imagen comparativa del estado previo y del estado reformado

Al inicio del proyecto nos encontramos con dos hermanas, herederas del fundador del supermercado, que buscaban reforzar esa imagen de unidad del edificio con la plaza y el entorno, y a su vez, querían convertir las dos viviendas de la planta superior, muy deterioradas ya, en sus hogares.

La actuación reviste una complejidad a primera vista inapreciable: se trata del entorno de un Bien de Interés Cultural y por tanto de un entorno protegido. Las intervenciones sobre el inmueble deben recabar la aprobación de la Consejería de Cultura y para ello es muy importante que dichas intervenciones se hagan sobre una base sólida de conocimiento de la zona y la arquitectura típica de Moguer.

Casa para dos hermanas - vivienda - Antonio Olaya - Ahaus Arquitectos - Moguer - Uglass- Marmol - Porcelanosa

Si hablamos de los cambios propuestos en fachada, debemos hablar de una reordenación de huecos para dotar a la fachada de un ritmo del que carecía y para establecer una compensación entre llenos y vacíos en ella. La primera vivienda no presenta fachada a la plaza sino a la calle Almirante Hdez. Pinzón y está compuesta por el balcón corrido que se construyó en los años 70. Decidimos coronarlo mediante macetas con gitanillas, que además de ser un elemento ornamental típico de la zona restaba dureza a dicho elemento. Además actúa como antesala de la plaza y queda como reminiscencia de lo que un día fue. Se buscaba crear una transición natural entre el balcón corrido existente y los balcones aislados que se han construido para la segunda vivienda. Para ello, ambos se pintaron en color blanco y los nuevos respetaron los ritmos de los elementos verticales de la barandilla del balcón corrido existente. Las bases de los nuevos balcones están formadas por varias piezas macizas de granito, barandillas de acero inoxidable lacadas en blanco y grandes ventanas alargadas con carpinterías blancas que potencian la altura de la planta alta.

La fachada a la plaza en planta baja es recorrida por un zócalo de granito microrayado que recoge los huecos del local comercial y el supermercado, así como las entradas a las viviendas, generando un elemento unificador y de protección. Este zócalo sirve también para integrar el azulejo clásico que recuerda que aquello era la Antigua Plaza de la Iglesia y el azulejo en el que Juan Ramón Jiménez dice aquello de “La torre de Moguer, de cerca, parece una giralda vista de lejos”.

En el interior de las viviendas se ha buscado primar la espacialidad, la luminosidad y las vistas. La mayor parte del programa de ambas se vuelca a fachada y esto condicionaba la situación del pasillo, que aparecía como un espacio oscuro y residual.

En la primera vivienda se ha eliminado dicho espacio, y la transición del recibidor a la cocina y al salón se realiza de forma natural y fluida, con iluminación directa desde fachada y reduciendo el pasillo a un pequeño elemento previo al acceso a los dormitorios.

En la segunda vivienda se ha planteado la actualización del pasillo. Es decir, se ha mantenido su configuración en cuanto a su posición en la casa pero se han reinterpretado sus límites. Las estancias de día que se vuelcan a fachada (zona de estar y estudio) transforman su paramento al pasillo de opaco a traslúcido. Así, un muro de U-glass te acompaña en el recorrido por la casa hasta la zona privada y permite que ese espacio, tradicionalmente degradado y oscuro, tome importancia y reivindique su lugar en la vivienda.

Casa para dos hermanas - vivienda - Antonio Olaya - Ahaus Arquitectos - Moguer - Uglass- Marmol - Porcelanosa

Casa para dos hermanas - vivienda - Antonio Olaya - Ahaus Arquitectos - Moguer - Uglass- Marmol - Porcelanosa

Además, se han usado materiales nobles y de calidad para dotar de carácter al interior de ambas viviendas y a la intervención en general. Mármoles, madera, acero inoxidable, granitos y porcelánicos de alta calidad formalizan los espacios de manera intemporal y hacen que estos sean más cálidos y duraderos en el tiempo. Se utilizan colores y acabados atemporales con el objetivo de que no pasen de moda.

Y finalmente, como elemento coronador del proyecto, aparece el mirador. Desde la segunda vivienda accedemos a una azotea que nos conduce, mediante una escalera de caracol, a un pequeño mirador sobre la plaza, sobre la Iglesia, sobre Moguer y sobre alguno de los pueblos cercanos. Un espacio alejado del trajín diario del supermercado y de la zona, que favorece el soñar e imaginar cómo sería el Moguer de Juan Ramón.

Casa para dos hermanas - vivienda - Antonio Olaya - Ahaus Arquitectos - Moguer - Uglass- Marmol - Porcelanosa