,

PAREADOS DOS FLORES

Dos Flores - Pareados - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Mazagon - Palos de la Frontera - Ladrillo visto - Teja Zinc

PAREADOS DOS FLORES son dos viviendas pareadas exentas situadas en un enclave privilegiado con vistas al mar. La primera y única premisa que tenían los propietarios era la de poder divisarlo desde los máximos puntos posibles, y esa es la idea que genera toda la casa.

Si la ubicación de cualquier proyecto es fundamental para su definición, en este caso lo es aún más; el mar se convierte en el principal foco hacia el que mira el edificio. Además, en la parcela se elevan un conjunto de pinos de gran porte que se conservarán como elementos de sombra.

Dos Flores - Pareados - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Mazagon - Palos de la Frontera - Ladrillo visto - Teja Zinc

Dos Flores - Pareados - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Mazagon - Palos de la Frontera - Ladrillo visto - Teja Zinc

 

 

 

 

 

 

 

Con un diseño que nos recuerda a un barco anclado en la orilla, las dos viviendas se alzan en una ladera muy pronunciada que sirve de hilo conductor para desarrollar el proyecto en varios niveles, aterrazando los espacios exteriores para maximizar las vistas.

Dos Flores - Pareados - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Mazagon - Palos de la Frontera - Ladrillo visto - Teja Zinc

El acceso desde la cota de la calle se realiza mediante una pasarela que nos guía a través del jardín y nos conduce hacia la puerta principal, continúa hacia la terraza y finaliza en la piscina que, situada en la cota más baja de la parcela, consigue un soleamiento óptimo e independencia respecto a la vivienda. El jardín natural aterrazado discurre entre zonas de sombra, generadas por los pinos existentes, que crean un ambiente relajado y agradable en que implantar el edificio.

Las viviendas desarrollan su programa en dos plantas. La planta baja alberga las estancias vivideras y el dormitorio principal. El salón-comedor se abre hacia la terraza buscando las vistas al mar y creando un espacio continuo y acogedor. En la planta alta se han ubicado los dormitorios de invitados buscando la privacidad, destacando la gran superficie de terraza que rodea los dormitorios a modo de mirador.

Dos Flores - Pareados - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Mazagon - Palos de la Frontera - Ladrillo visto - Teja Zinc

Dos Flores – Planta baja

Dos Flores - Pareados - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Mazagon - Palos de la Frontera - Ladrillo visto - Teja Zinc

Dos Flores – Planta primera

Si recordamos los 5 puntos de la arquitectura de Le Corbusier y miramos el edificio de nuevo, se reconoce la influencia de los mismos en la separación estructura/fachada. La fachada pasa como una piel por delante de la estructura y es recorrida por una ventana panorámica que permite la visión hacia el exterior desde cualquier punto de la casa. También tiene cierta influencia, volumétrica y conceptual, de una de las viviendas más conocidas de la historia de la Arquitectura, ´La Casa de la Cascada’ de Frank Lloyd Wright y sus grandes terrazas en voladizo. Los elementos programáticos que requieren privacidad se han adosado a la medianera entre las dos viviendas y se ha liberado la planta para que la relación interior/exterior sea algo más que una anécdota.

Dos Flores - Pareados - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Mazagon - Palos de la Frontera - Ladrillo visto - Teja Zinc

El basamento de las viviendas, hasta la cota de alféizar de la ventana panorámica de planta baja, se ha trasdosado de un ladrillo cara vista gris, y a partir del dintel del hueco se alza en ladrillo cara vista blanco que tiene su remate en la cubierta inclinada de cinc colocada a junta alzada que oculta las instalaciones. Coronando el conjunto, la chimenea adquiere especial protagonismo en la reminiscencia naval.

Dos Flores - Pareados - Vivienda- Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Mazagon - Palos de la Frontera - Ladrillo visto - Teja Zinc

 

 

 

 

 

 

 

,

CASA SOGO

Casa Sogo se alza en una parcela cuadrada de 12×12 metros, presentando su fachada principal al este y estando ejecutada ésta mediante un juego de ritmos verticales acentuado por la aparición de aplacado en los huecos ficticios.

La configuración de la vivienda tradicional en la zona nos encamina a un patio trasero, con fachada paralela a la principal, generalmente cuadrado o rectangular. En este caso, al introducir las variables del soleamiento y la ventilación natural de las estancias, Casa Sogo avanza hacia el oeste con forma de U y el patio en forma de L se macla con la vivienda. El punto de unión de la U y la L, tal como si fuera un tetris, genera un espacio de especial importancia ya que en él se ubica la escalera de la vivienda. Siguiendo símil del tetris, la pieza de escalera es clave en la unión de lo interior y lo exterior, y dada su naturaleza y los materiales empleados se mueve en la ambigüedad del dentro/fuera. Se trata de un elemento volado y acabado en U-Glass que actúa de linterna para los espacios exteriores y de tránsito para la vivienda.

El programa se distribuye en constante contacto con el patio, la propia configuración de la vivienda en forma de U permite una futura ampliación de la misma en planta alta. Todas las estancias constan de ventilación natural, favoreciendo de esta manera el comportamiento energético del conjunto. La zona de estar-comer-cocinar se desarrolla en una sucesión de espacios cuasi continuos que generan una espacialidad a medio camino entre la calle y el patio. El garaje se diluye hacia el cuarto de bicicletas que vuelca sus vistas sobre el patio. Tal como decíamos al inicio, el patio es el germen desde el cuál nace la vivienda.

La cubierta del conjunto nos recuerda a la domus romana, se formaliza a tres aguas vertiendo hacia el patio y se cubre con teja árabe recuperada de varios derribos. Las aguas pluviales se recogerán con un sistema de canales y bajantes hasta su recogida en un “implivium” o aljible para su reutilización en el riego y limpieza del patio.

Casa Sogo nace con un presupuesto ajustado que ha condicionado tanto el diseño como la elección de materiales. Este punto, que podría considerarse un factor de coacción a la hora de desarrollar un proyecto, ha ejercido un efecto inverso y ha sido considerado como un elemento motivador. Se ha buscado la creación de espacios que favorecieran la ventilación cruzada, se han desplazado los espacios de almacenamiento en planta baja a la medianera, se han protegido las ventanas al patio de planta alta con un vuelo … todo ello con el objetivo de optimizar el rendimiento energético y disminuir la demanda de calefacción y refrigeración. La utilización en la cubierta de tejas recuperadas de derribo es una decisión fruto de la restricción, pero que contribuye a generar la personalidad de la vivienda. Porque las restricciones pueden generar áreas de mejora, y el trabajo directo con el cliente ayuda a fortalecer el desarrollo de un proyecto hasta su culminación en un edificio trabajado, pensado y consensuado: Casa Sogo.

,

CASA LUSA

Casa Lusa - vivienda - Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Moguer - Mortero cal - Teja azul

Casa Lusa es el resultado de una labor de investigación de tradiciones, materiales y espacios que hemos llevado a cabo. Creemos que el resultado ha merecido la pena.

Se trata de una vivienda entre medianeras situada en una zona de ensanche de la ciudad. El solar posee un tamaño de 9 x 12 m y se plantea crear un cuadrado perfecto de 9×9 que servirá como base para la planta de la vivienda. En ese cuadrado se irán encajando estancias mediante modulación y mediante guías marcadas por proporciones aúreas.

Casa Lusa - vivienda - Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Moguer - Mortero cal - Teja azul

 

Después del planteamiento en dos dimensiones pasamos a moldear el cubo de 9x9x9 metros que obtenemos al pasar a las tres dimensiones. Hacemos cortes en diagonal en la cara superior para sacar la cubierta a dos aguas, moldeamos la fachada con huecos achaflanados y en el interior empezamos a vaciar el cubo para obtener un espacio en doble altura que se relaciona con el patio que quedaría en la parte trasera de la parcela.

La fachada, con predominancia del macizo sobre el hueco, da paso a todo un interior casi continuo en planta baja que se vuelca hacia el patio de la vivienda. El salón a doble altura está diseñado para que el gran mural pintado en la cara interior del muro del patio sea visible desde la planta baja y se pueda disfrutar plenamente desde la galería situada en planta alta. La utilización de la madera de roble natural, tanto en puertas como en el revestimiento interior de la cubierta a dos aguas, dota de calidez a la vivienda y contrasta con el gran ventanal de vidrio que comunica la zona interior de vida con la zona exterior y que se encuentra protegido por un voladizo de hormigón visto.

Casa Lusa - vivienda - Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Moguer - Mortero cal - Teja azul

La casa gira alrededor del salón-comedor, siendo éste un espacio acogedor que se prolonga hasta la gran cocina y que tiene la posibilidad de funcionar como un único espacio gracias a las grandes puertas correderas que dividen o conectan los espacios según la necesidad. Además de poder conectar todas estas estancias de vida interiores, la vivienda puede abrirse también al espacio exterior. De esta manera conseguimos una casa muy versátil, donde los espacios se irán conectando o dividiendo en función de la época del año y del uso que necesiten darle en cada momento.

Casa Lusa - vivienda - Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Moguer - Mortero cal - Teja azul

En las fachadas emplearemos mortero de cal sin pintar, con los beneficios que sabemos que aportan estos morteros a los paramentos exteriores, liso en los grandes paramentos verticales y texturizado en los huecos achaflanados así como en el zócalo que recogerá los huecos de planta baja. Además de usar la cal por sus propiedades evidentes, queremos hacer una referencia a la arquitectura popular de los pueblos blancos, donde las casas estaban encaladas, tenían fachadas sencillas, de huecos limpios y con poco ornamento.

La cubierta tradicional a dos aguas se convierte en elemento diferenciador al estar realizada con teja esmaltada en color azul portugués, guiño inconfundible a la arquitectura lusa.

En resumen, Casa Lusa posee diseño sencillo, con referencias e interpretaciones de la arquitectura popular del lugar en el que se ubica, así como referencias a interiores nórdicos donde el uso de materiales naturales dota de calidez al espacio interior. Casa Lusa se aleja del pseudominimalismo imperante en estas fechas en las que se abusa del blanco y el negro y en el que se confude lo simple con lo sencillo.

Casa Lusa – Planta Baja

Casa Lusa – Planta Alta

 

 

 

 

 

 

, ,

ACCESO A EDIFICIO LA PINTA EN MAZAGÓN

Acceso edificio La Pinta - vivienda - Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Moguer - Mazagon - Madera - Alerce

Nos encontramos con una intervención en un edificio existente construido en los años 70 en la Urbanización “El Alcor” de localidad costera de Mazagón (Moguer, Huelva), para mejorar sus condiciones de acceso desde la vía urbana.

El conjunto lo forman tres edificios adosados y nuestra intervención se centra en el llamado “La Pinta”, que es el más cercano a la playa de los tres y su acceso se encuentra a una cota inferior.

Acceso edificio La Pinta - vivienda - Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Moguer - Mazagon - Madera - Alerce

Se trata de un edificio de planta baja + IV, sin ascensor, con dos viviendas por planta. El acceso a las viviendas se realiza desde una vía rodada con una fuerte pendiente que sube en perpendicular desde la playa y que hace que las viviendas tengan una vista inmejorable de la orilla.

La problemática surge con la configuración del núcleo de escalera, que imposibilita la instalación de un ascensor para solventar los problemas de accesibilidad universal del edificio. Además, el coste aparejado de las obras sería inabarcable para los vecinos.

Es por ello que se propone habilitar un nuevo acceso trasero al edificio aprovechando el fuerte desnivel del terreno, desde la calle Alcorcón, de forma que la nueva puerta de entrada se sitúe en la meseta de la escalera situada entre la segunda y la tercera planta.

Acceso edificio La Pinta - vivienda - Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Moguer - Mazagon - Madera - Alerce

Con objeto de integrar las preexistencias, se ejecuta un pequeño forjado de acceso y se dispone un nuevo cerramiento permeable de listones de madera de alerce, colocados en vertical con una separación constante entre listones que permite, por un lado, mantener las vistas hacia el océano y por otro, salvaguardar la privacidad de los vecinos de las plantas inferiores.

Como siempre se tiene especial cuidado en la elección de los materiales y su durabilidad, este punto es de especial importancia en el ambiente marino, así como en los detalles constructivos, siendo plenamente conscientes de la importancia que tiene la dirección de las obras en este tipo de proyectos de intervención en edificios existentes.

Acceso edificio La Pinta - vivienda - Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Moguer - Mazagon - Madera - Alerce Acceso edificio La Pinta - vivienda - Antonio Olaya - Henar Herrero - Ana Gomez - Ahaus Arquitectos - Moguer - Mazagon - Madera - Alerce

,

CASAS PARA DOS HERMANAS

Alzado principal

Dos viviendas, dos hermanas y un lugar: la plaza de la Iglesia de Moguer.

A priori se trata de una intervención para la reforma interior de dos casas, pero el objetivo es la puesta en valor de un inmueble enclavado en un lugar privilegiado.

El edificio sobre el que se actuó databa de los años 70 y carecía de ningún tipo de protección ni de interés histórico o arquitectónico. Aquella primera intervención se realizó tras la compra de dos viviendas independientes, que ocupaban la totalidad del solar actual, para construir un supermercado que ocuparía toda la planta baja y dos viviendas en la planta superior. Para conseguirlo se derribaron las dos viviendas y se edificó desde cero en el solar que ocupaban. Aquellas viviendas poseían ciertos elementos que deberían haber sido conservados en aquel momento. Se formalizaban mediante una arquitectura popular que era un ejemplo claro del prototipo arquitectónico clásico que abundaba en el Moguer de la época, e hizo decir a Juan Ramón Jiménez aquello de “…una blanca maravilla, la luz con el tiempo dentro.”. Protegiendo sus huecos limpios y ritmados aparecía una rejería sencilla, los balcones eran estrechos y pequeños, las entradas a las viviendas se realizaban a través de unas grandes portadas labradas y todo era de color blanco.  A pesar de encontrarse situadas en el entorno de la Iglesia de Nuestra Señora de la Granada se permitieron estas intervenciones ya que la consciencia sobre el patrimonio era diferente en aquella época.

Imagen comparativa del estado previo y del estado reformado

Al inicio del proyecto nos encontramos con dos hermanas, herederas del fundador del supermercado, que buscaban reforzar esa imagen de unidad del edificio con la plaza y el entorno, y a su vez, querían convertir las dos viviendas de la planta superior, muy deterioradas ya, en sus hogares.

La actuación reviste una complejidad a primera vista inapreciable: se trata del entorno de un Bien de Interés Cultural y por tanto de un entorno protegido. Las intervenciones sobre el inmueble deben recabar la aprobación de la Consejería de Cultura y para ello es muy importante que dichas intervenciones se hagan sobre una base sólida de conocimiento de la zona y la arquitectura típica de Moguer.

Casa para dos hermanas - vivienda - Antonio Olaya - Ahaus Arquitectos - Moguer - Uglass- Marmol - Porcelanosa

Si hablamos de los cambios propuestos en fachada, debemos hablar de una reordenación de huecos para dotar a la fachada de un ritmo del que carecía y para establecer una compensación entre llenos y vacíos en ella. La primera vivienda no presenta fachada a la plaza sino a la calle Almirante Hdez. Pinzón y está compuesta por el balcón corrido que se construyó en los años 70. Decidimos coronarlo mediante macetas con gitanillas, que además de ser un elemento ornamental típico de la zona restaba dureza a dicho elemento. Además actúa como antesala de la plaza y queda como reminiscencia de lo que un día fue. Se buscaba crear una transición natural entre el balcón corrido existente y los balcones aislados que se han construido para la segunda vivienda. Para ello, ambos se pintaron en color blanco y los nuevos respetaron los ritmos de los elementos verticales de la barandilla del balcón corrido existente. Las bases de los nuevos balcones están formadas por varias piezas macizas de granito, barandillas de acero inoxidable lacadas en blanco y grandes ventanas alargadas con carpinterías blancas que potencian la altura de la planta alta.

La fachada a la plaza en planta baja es recorrida por un zócalo de granito microrayado que recoge los huecos del local comercial y el supermercado, así como las entradas a las viviendas, generando un elemento unificador y de protección. Este zócalo sirve también para integrar el azulejo clásico que recuerda que aquello era la Antigua Plaza de la Iglesia y el azulejo en el que Juan Ramón Jiménez dice aquello de “La torre de Moguer, de cerca, parece una giralda vista de lejos”.

 

En el interior de las viviendas se ha buscado primar la espacialidad, la luminosidad y las vistas. La mayor parte del programa de ambas se vuelca a fachada y esto condicionaba la situación del pasillo, que aparecía como un espacio oscuro y residual.

En la primera vivienda se ha eliminado dicho espacio, y la transición del recibidor a la cocina y al salón se realiza de forma natural y fluida, con iluminación directa desde fachada y reduciendo el pasillo a un pequeño elemento previo al acceso a los dormitorios.

En la segunda vivienda se ha planteado la actualización del pasillo. Es decir, se ha mantenido su configuración en cuanto a su posición en la casa pero se han reinterpretado sus límites. Las estancias de día que se vuelcan a fachada (zona de estar y estudio) transforman su paramento al pasillo de opaco a traslúcido. Así, un muro de U-glass te acompaña en el recorrido por la casa hasta la zona privada y permite que ese espacio, tradicionalmente degradado y oscuro, tome importancia y reivindique su lugar en la vivienda.

Casa para dos hermanas - vivienda - Antonio Olaya - Ahaus Arquitectos - Moguer - Uglass- Marmol - Porcelanosa

Casa para dos hermanas - vivienda - Antonio Olaya - Ahaus Arquitectos - Moguer - Uglass- Marmol - Porcelanosa

Además, se han usado materiales nobles y de calidad para dotar de carácter al interior de ambas viviendas y a la intervención en general. Mármoles, madera, acero inoxidable, granitos y porcelánicos de alta calidad formalizan los espacios de manera intemporal y hacen que estos sean más cálidos y duraderos en el tiempo. Se utilizan colores y acabados atemporales con el objetivo de que no pasen de moda.

Y finalmente, como elemento coronador del proyecto, aparece el mirador. Desde la segunda vivienda accedemos a una azotea que nos conduce, mediante una escalera de caracol, a un pequeño mirador sobre la plaza, sobre la Iglesia, sobre Moguer y sobre alguno de los pueblos cercanos. Un espacio alejado del trajín diario del supermercado y de la zona, que favorece el soñar e imaginar cómo sería el Moguer de Juan Ramón.

Casa para dos hermanas - vivienda - Antonio Olaya - Ahaus Arquitectos - Moguer - Uglass- Marmol - Porcelanosa

MATERIALES:

Solerías: Mármol blanco, Mármol gris, Daino Reale, Porcelanosa PAR-KER ascot olivo 19.

Carpinterías: Acero inoxidable, ventanas Strugal 70 con vidrios climalit PLUS con control solar.

Cocinas: Granito silver white y granito macauba de Brasil.

Revestimientos: Madera de iroko y granito gris quintana.

Mobiliario: IKEA y muebles personalizados de madera de caoba y roble.

 

 

 

 

 

CASA RB

Sección longitudinal

Casa RB es una vivienda en un pueblo del Andévalo onubense. Es el resultado de recorrer un camino que se inició con una premisa clara: volver a casa.

Cansados del ritmo acelerado que acompaña a la vida en la ciudad, nuestros clientes necesitaban encontrar el equilibrio y ese lugar donde el tiempo se detiene para poder disfrutar de la vida.

Casa-RB-Ana-Gomez-AHAUS-arquitectos-El-Cerro-Andevalo-piscina

La relación de la casa con sus espacios libres es su seña de identidad; la cocina y el salón son un mismo espacio articulado alrededor del patio y la piscina. El agua y el césped penetran en la casa a la misma vez que ésta le sale al encuentro, creándose un espacio de transición bajo una gran viga que sobrevuela el jardín como huella de la vivienda que se ha fundido en patio.

El perfil de planos inclinados de la cubierta conforma unos alzados potentes y fácilmente reconocibles que dirigen la mirada hacia sus huecos, dispuestos para obtener la mejor iluminación en cada momento.

La planta alta, abuhardillada, genera unos espacios cálidos y acogedores. Se sitúa aquí el estudio, alejado de la actividad diaria de la casa pero en contacto directo con el patio y la luz, que entra por sus grandes ventanas panorámicas.

Casa-RB-Ana-Gomez-AHAUS-arquitectos-El-Cerro-Andevalo-piscina

Los materiales forman parte de la tradición. Sirven para enmarcar el juego de espacios, resaltando el diseño atemporal de la casa. Se colocan de forma que contrastan cálidamente con los grandes paramentos de color blanco, el color predominante del sur. Los suelos de madera dejan paso al verde del césped en una transición natural, casi se diría que siempre ha sido así. Y como elemento focalizador y pegamento de todo el proyecto, el agua.

Si hablamos de tradición en los materiales, la presencia de la lámina de agua responde a la misma premisa. La visión del agua y sobre todo el sonido de la misma al caer por la cascada artificial da sentido al patio y estimula los sentidos.

La piscina se encuentra en constante diálogo con el salón, la cocina y el estudio, actuando como imán para la mirada. Existe una clara reinterpretación de la casa patio; se ha buscado la interacción constante de los espacios de día en torno al vacío que ha quedado acotado por los límites de la parcela.